24 de junio, día Internacional contra la contaminación electromagnética: Luchar contra la doctrina del shock digital: por una moratoria de 5G

24 de junio, día Internacional contra la contaminación electromagnética: Luchar contra la doctrina del shock digital: por una moratoria de 5G

Ecologistas en acción junto a organizaciones vecinales, Stop 5G, de personas afectadas y enfermas ambientales, de defensa de la salud y contra la contaminación electromagnética; lanza hoy públicamente una ciberacción por una moratoria del 5G, en defensa de la salud de los seres vivos y del propio planeta.

1. Apoya y participa en distintas actividades que se desarrollarán estos días en diferentes localidades del estado atendiendo a los diversos llamamientos científicos que apelan a aplicar el principio de precaución y a detener el despliegue de esta tecnología.

2. Denuncia, que se presente como panacea de la transición ecológica un proceso de digitalización que profundizará exponencialmente la crisis ecosocial, al tiempo que alerta de las recientes conclusiones del Consejo de Europa que, escudándose en las “fake news”, busca profundizar las prácticas de censura sobre los opositores al 5G.


Los planes de estímulo europeos, como los 750.000 millones de euros del “Next Generation EU”, vinculan y condicionan el acceso a las ayudas, irónicamente presentados como un Nuevo Pacto Verde, con el proceso de digitalización total de la economía: “la inteligencia artificial, la ciberseguridad, los datos y la infraestructura de computación en nube, las redes 5G y 6G, los superordenadores y los ordenadores cuánticos, y las tecnologías de cadena de bloques”.

Se presenta a la Digitalización del capitalismo y a la transición ecosocial como fenómenos complementarios, armónicos, como retroalimentándose.

Sin embargo, la realidad es que son antagónicos: la extensión cada vez mayor de Internet y las TIC suponen un aumento exponencial del consumo de energía y materiales críticos (profundizando el extractivismo, las emisiones y la destrucción ecológica). Al mismo tiempo, fomenta una aceleración productivista.

No necesitamos un crecimiento “verde” e “inteligente”, sino frenar, parar, repensar y eventualmente decrecer con criterios de justicia, igualdad y autonomía.

Se utiliza la crisis del covid-19 para aplicar una doctrina del shock digital.

Se usa la confusión y el dolor social para llevar a término, de manera acrítica y antidemocrática, el proyecto de digitalización mundial total propugnado por las grandes multinacionales tecnológicas desde
hace décadas, en colaboración con gobiernos del todo el globo. “Una distopía de alta tecnología” de la que nos alerta la ensayista y pensadora Naomi Klein.

Además, lo alarmante es que esta huida hacia adelante tecnológica, en la que el 5G es a la vez símbolo y piedra angular, se hace desoyendo las advertencias de científicos e instituciones internacionales anteriores y posteriores a los planes de despliegue del 5G, tal y como se constata en el texto de la ciberacción lanzada hoy públicamente por Ecologistas en Acción junto a organizaciones sociales de todo el estado.

El International EMF Scientist appeal, ya nos recordaba en 2015 que “numerosas publicaciones científicas recientes han demostrado que los campos electromagnéticos (CEM) afectan a los organismos vivos a niveles muy por debajo de la mayoría de las directrices internacionales y nacionales”, incluidos animales y plantas.

Actualmente más de 6.000 científicos y miles de médicos se suman a las alertas pasadas apelando al principio de precaución ante el despliegue del 5G, alertando de los riesgos de las ondas milimétricas del 5G y del sumatorio con las radiofrecuencias ya existentes.

Lejos de atender estas advertencias, de las que sin embargo aseguradoras de todo el mundo toman buena nota negándose ya a dar cobertura al despliegue actual de esta nueva tecnología inalámbrica, nuestras sociedades e instituciones se escudan detrás de la coraza de las “fake news” para desoírlas.

En ese sentido, consideramos especialmente preocupantes las conclusiones del Consejo de Europa celebrado el 9 de junio de 2020, en particular en su artículo 36.

En éste, amparándose en la necesidad (que compartimos) de negar las teorías que vinculan la extensión del 5G con la pandemia de la Covid-19, tachan de falsa cualquier posición que defienda que dichas “redes suponen una amenaza para la salud”.

Con ello no solo desoyen el actual estado de la evidencia científica, sino que dejan la puerta abierta a la profundización de prácticas de censura sobre los grupos opositores al 5G que plataformas como Facebook o Youtube llevan ya desplegando desde hace meses.


Desde Ecologistas en Acción, se solicita detener inmediatamente el despliegue de las redes 5G y atender a los requerimientos de los llamamientos internacionales referidos y del Defensor del Pueblo, así como incluir legislativamente las recomendaciones de la Resolución 1815 del Consejo de Europa “sobre los peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos sobre el medio ambiente”, en la línea de “adoptar todas las medidas razonables para reducir la exposición a los Campos Electromagnéticos”, recuperando la autonomía de ayuntamientos y comunidades autónomas, secuestrada por la actual Ley General de Telecomunicaciones.

Lunes 22 de junio de 2020 Persona y teléfono de contacto.

Ver carta completa de la ciberacción:

https://www.ecologistasenaccion.org/wp-content/uploads/2020/06/carta-peticion-5g.pdf

Ver ciberacción presentada:

https://you.wemove.eu/campaigns/firma-por-una-moratoria-del-plan-5g-y-de-sus-proyectos-pilotos-por-la-salud-de-los-seres-vivos-y-del-planeta



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar